AIKIDO : LA SUPERACIÓN DE LA VIOLENCIA

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

AIKIDO  :  LA SUPERACIÓN DE LA VIOLENCIA 

Después de haber experimentado con nitidez la revelación  interior , y  de haber despertado a través del satori, el maestrro Ueshiba  tuvo la visión de la armonía  perfecta, del latido y del ritmo del universo. Despojó de lastres y de cualquier tipo de violencia a las artes marciales por él conocidas , y creó una nueva, el Aikido. En este reportaje, Carmelo H. Ríos, experto en el arte de la espada japonesa, da a conocer aspectos de la personalidad del maestro Morihei Ueshiba, los secretos que le llevaron al nuevo camino espritual y la médula de esta forma de  superación de la violencia. 

Fue el 14 de Diciembre de 1.883 cuando nació en la villa de Tanabe, en el distrito de Wakayama. Cuarto hijo de Yoruku y de Yuki Ueshiba. era un niño de débil constitución , y a menudo caía enfermo. Las extraordinarias historias que circulaban por la región de Kumano sobre la legendaria vida y portentosos hechos del maestro Kobo Daishi, fundador de la rama esotérica del budismo Shigon Shu, así como las  hazañas de los grandes guerreros del pasado sumergían al joven Ueshiba  en ensoñaciones místicas y caballerescas.

Decidido a forjarse una mente y un cuerpo sanos, se obligaba a largas marchas a través de la la montaña, cargado de pesados sacos de arroz. Por indicación de su padre practicó natación y Sumo, la ancestral lucha japonesa. Asistía secretamente a las clases de Ji-Jitsu, el antiguo arte de los samurais.

A los 21 años, se alistó en el ejército en Osaka, atrayendo rápidamente la atención de sus superiores, que le veían un soldado ejemplar, cuyo rigor y disposiciones marcialess era poco comunes. La guerra ruso japonesa fue para  Ueshiba una buena ocasión para someter a su cuerpo y espíritu a las más duras pruebas. De esa etapa se cuentan  historias sorprendentes. Sus habilidades era tan singulares  que los soldados  llegaron a llamarle Kami, dios ó divinidad viviente protectora;tras el periodo militar, dedició dedicarse  al cultivo de  la tierra y a unificarse con la Naturaleza. Cuando contaba con 29 años reagrupó a varias familias y se dirigió con ellas a las  frías zonas de Yeso, en Hokkaido, para dedicarse a la agricultura y ganadería.  En esta época conoció al Sokoku Takeda, famoso maestro de la Daito-Ryu, obteniendo el certificado de la Escuela.

En 1.919 enferma su padre, y fué a vistitarlo , conociendo al lider espritual  de del shitoismo místico O-Moto Kyo , reverendo Onasiburu  Deguchi.

En 1.920 fallece su padre   Yoruku Ueshiba a los 76 años, hecho que  le afecta profundamente, y sumido en la trsiteza se retira varios meses a la vida solitaria y se sumerge en la  meditación y oración.Se mudó a Ayabe donde  abriría su primera academia de artes marciales de 18 tatamis y continúa una vida espiritual junto a Wanisaburu Deguchi. En este mismo año, en Agosto, sufriría la muerte de su hijo Takemori de tres años y  en Septiembre la de su otro hijo Kiniharu de 1 año.

En 1922, funda la  Aiki.bujutsu,  escuela con un enfoque  personal, que da a conocer  al publico como la  Ueshiba Ryu Aiki Bu-Jutsu.

En 1.924 junto al reverendo Deguchi, inicia un singular periplo, y se dirigen a Manchuria y Mongolia,  en busca de una tierra sagrada donde  poder establecer un nuevo sistema de gobierno basado  en los preceptos religiosos  por ellos practicados. Tras una serie de incidentes  en los que estuvieron muy cerca de ser  abatidos, gracias a la  diplomacia japonesa y por la intervención del consulado japonés, fueron repatriados. Continúa con el estudio de las  artes marciales,  el Sojutsu ( lanza ), el sable y el jiu-jitsu.

LA  REVELACION 

  Una mañana  de primavera  de 1.925 , un maestro de sable llegó a la villa de Tanabe, con objeto de rendirle visita, y tras escuchar la esencia de su arte, reta a Ueshiba a un combate. Este episodio es  relatado por su discípulo Mitsuji Saotome, con estas  palabras " Salieron juntos al jardin, el visitante iba armado con una katana; O-Sensei Ueshiba, con las manos vacías. El kendoka se puso en guardia, su hoja brillaba al sol, y Ueshiba esperando tranquilamente, frente a él. Permanecieron  largo tiempo en esta posición. El sudor comenzó a inundar  la frente del kendoka y más tarde a recorrer sus  rostro con lágrimas. No se movieron. O-Sensei , calmado y despegado, vigilante, pero sin manifestar ninguna espera, reflejaba solamente al hombre y al arma que se mtenían frente a él. Cinco, siete, diez minutos transcurrieron. Agotado por la tensión insostenible y por esa lucha de intentar atacar al Universo en persona, el maestro de kendo se rindió. No había podido moverse y su sensibilidad y su percepción no habían encontrado ninguna apertura ó debilidad en O- Sensei Ueshiba. "

Transcurrios unos instantes, el maestro de espada se retiró, y Ueshiba se dirigió a una fuente, cerca de un árbol de kakis con objeto de enjuagar su rostro y sus manos. De repente le fué imposible avanzar ó retroceder , un calor intenso que hacía transpitar abundantemente su rostro le invadió.

" Tuve la sensación- dice el Maestro- de que el universo entero entraba en vibración y de que una energía espiritual de color  dorado se elevaba de la tierra rodeando con un velo todo mi cuerpo y mi espíritu se iluminaron. Entendí entonces el lenguje de los pájaros y tuve una clara conciencia del pensamieto de Dios, el Creador del  Universo. Comprendí que el origen del Budo era el Amor de Dios, el espíritu de su amorosa protección hacia todos los hombres."

AIKIDO Ó LA ARMONÍA CON LA NATURALEZA

Tras la   experiencia de revelación interior  que los maestros de Oriente llama Satori,  O-Sensei despoja a las técnicas  marciales por éL estudiadas de cuarquier tipo de violencia y concibe un arte de comunión con la energía universal que  denomina Aikido. Decía, " Si quereis estudiar el Aikido, debeis familiarizaros con el origen y el funcionamiento del Universo, los principios de las fuerzas  que le dan nacimiento, los cambios de energías, los movimientos de las galaxias, ya que todos estos  elementos integran la Energía Universal.

El ideograma AI  implica este concepto de Unidad de interrelación, armonía, de ósmosis y de movimiento de las cosas.  El devenir de la energía hacia la Unidad, que Ueshiba denomina  Kannagara- no michi. La estructura simbólica del Aikido se fundamenta en el círculo como ideograma fundamental del Universo.

AIKIDO Y LA VIOLENCIA . 

Aikido es la victoria por la Paz. Este concepto no  permite vencer, sino convencer de que el ataque es inútil. Es preciso proyectar en el corazón del adversario y en la más oscura conciencia una fuerza benéfica tal, que venceremos por su causa y también por la nuestra. El Aikido, por tanto, no cree en el enemigo porque no cree en la dualidad .

Mitsiji Saotome sensei, ofrece una visión profunda y meditada del concepto de autodefensa. " La verdadera fuerza reside en el mundo espiritual y en protegerse contra el karma del enemigo. Si  este intenta daros muerte, la única elección es la vida ó la muerte. Si  sois débiles no podreis defender vuestro karma, ni  el del  adversario. Si sucumbimos a un ataque,  el enemigo es culpable  de la muerte, y vosotros también  pues  por vuestra debilidad no habeis evitado su acción.  Si  se actúa  según los principios de Aiki, vosotros y él  formareis una sola vida, lo que evitará  su y vuestra destrucción. Con vuestra defensa, defendéis al enemigo."

KI, LA ENERGÍA PRIMORDIAL.   DO, CAMINO.

La palabra Ki, tan significativa para los orientales, es conocida también como Chi, en China  y   Prana  en la India , vendría a traducir vagamente el concepto de Energía de vibración, de corriente vibratoria a través del espacio infinito. No es algo misterioso,  es por el contrario  evidente sobre la Tierra.

El hombre desde los primeros tiempos, ha buscado  conocer el origen de la vida. Los filósofos griegos ven el Aire, el Agua , el Fuego y la Tierra , como manifestaciones de esa energía vital.Los indúes  lo  citan como Prana , esencia vital; los druidas lo citan como Mwyvr; en la Europa medieval lo denominan Spirtu  Vitae, y en China , Chi, considerando que el poder infinito de este elemento  era la causa primordiial de la vida en el  Universo.

El maestro Ueshiba  decía : En principio, era la fuerza original que llamamos " Ki". Esta fuerza se manifestó por un sonido ó verbo, creando el mundo en que vivimos. Como consecuencia, nuestras vidas son una parte de ese Universo, y cada uno de nosotros, hasta el más débil, posee el " Ki , una fuerza interna muy grande que le fué dada en su nacimiento ". 

" Todas las cosas en el Universo provienen de una misma y única fuente. Todo sobre esta Tierra es la expresión del Amor Universal. El corazón del universo late en armonía con la Creación y respeta su grandeza. Esforcémonos por comprender  el ritmo de ese latido que nos aporta armonía y equilibrio. La misión de Aikido sigue el mismo camino que el Amor Universal. Su enseñanza es aquella de la Divinidad; sus principioos, las leyes naturales que engendran todos los elementos de la vida en la Tierra. Tiene por funcion unirse al Universo y dar el amor ". 

LA VÍA DEL VACIO

Los filósofos y los científicos occidentales, no han sabido todavía comprender el verdadero sentido de la esencia mística de Asia, ni la base  sobre la que reposa la religión, la ética y la espiritualidad de Oriente.Par los eruditos y pensadores de nuestro hemisferio, el Universo ha de estar forzosamente lleno de materia, pletórico de energías, de sustancias, de pensamientos y objetivos. Huyen de la metafísica oriental porque no pueden imaginar este Cosmos sin nosotros. Para la mayoría de los pensadores de Occidente, la idea de vacío implica cesación, disminucuión ó nada .

El Maestro Ueshiba, decía: " La nada  significa ausencia de ego. La fuerza física está limitada. No es más de un caparazón artificial que puede ser  fácilmente resquebrajado. Liberados del Ego,  atraemos el amor, el respeto y la confianza. He aquí en que reside la verdadera fuerza ".

" El Satorio no se obtiene quedándose sentado. sólo  puede nacer de un sentimiento de gratitud hacia la Creación, de un respeto hacia todas las formas de vida, de un retorno a la modestia .El verdadero Satori, consiste en olvidarse del Satori y liberarse del egoísmo.. "

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cras egestas odio ac nunc. Quisque pulvinar, sapien at rhoncus tincidunt, sem ipsum rhoncus est, nec euismod leo orci a diam. Pellentesque non orci. Cras tellus. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Quisque velit. Praesent viverra, orci eu vehicula ultricies, nisi quam tincidunt sem, sodales viverra risus felis eu metus. Integer feugiat, risus et semper interdum, velit urna hendrerit est, id pellentesque elit mauris eu purus. Nulla ac lorem. Mauris viverra, purus in sagittis convallis, odio leo fermentum diam, ac tristique arcu diam ut eros.